EJERCICIO TERAPÉUTICO

EJERCICO TERAPEÚTICO

¿QUÉ ES?
El ejercicio terapéutico es una técnica esencial dentro de la fisioterapia de demostrada eficacia consistente en la realización de actividades físicas encaminadas a:
• Mejorar el bienestar y estado de salud general.
• Prevenir y reducir factores de riesgo que puedan desencadenar patología.
• Corregir y reestablecer patrones relacionados con la lesión.
• Complementar el proceso de recuperación de la lesión para que sea más seguro y evitar con mayor eficacia las recidivas.
La sesión de ejercicio terapéutica será siempre supervisada por un fisioterapeuta cualificado el cuál, controlará la cantidad de ejercicio a realizar y la correcta ejecución del mismo para conseguir el resultado específico que se esté buscando, bien sea preventivo o paliativo de una patología concreta.
¿PARA QUIÉN ESTÁ INDICADO?
El ejercicio terapéutico está indicado para todas aquellas personas que quieran mejorar su condición física o quieran complementar la rehabilitación de sus lesiones con ejercicios adecuados encaminados a la recuperación total para incorporarse a sus actividades laborales o deportivas con éxito.
Los ejercicios son realizados de manera individual o en grupos reducidos de máximo 3 personas, estos se compondrán de ejercicios aeróbicos, de fortalecimiento y de habilidades como puede ser equilibrio o coordinación. La intervención con Ejercicio Terapéutico lleva a la mejoría de formas muy diversas, pero bajo un criterio unificado los programas de ejercicio terapéutico tienden a ser intensos, involucrando al paciente al menos 1-2 veces a la semana con sesiones de relativa intensidad.
¿CUÁLES SON SUS PRINCIPALES INDICACIONES?
El ejercicio terapéutico está indicado en distintas situaciones:
• Reduce o elimina el dolor y restaurar la función muscular y articular.
• Mejora la movilidad.
• Acelera la recuperación tras una lesión deportiva.
• Ayuda a prevenir lesiones físicas de todo tipo, incluidas las lesiones deportivas.
• Mejora el equilibrio y evita caídas.
• Como preparación a la cirugía ayudando a una recuperación postquirúrgica más rápida y eficaz e incluso en algunos casos llegando a evitar la cirugía.
• Como complemento a las sesiones de fisioterapia en aquellos pacientes que han sufrido una cirugía.
• Ayuda a gestionar problemas físicos relacionados con el envejecimiento y ciertas condiciones de salud, como el embarazo, el postparto, la fibromialgia, etc.
Es muy importante la adhesión al tratamiento por parte del paciente mediante el ejercicio activo ya que va a mejorar el tratamiento y va a aportar muchos beneficios en la recuperación. Además, el paciente aprenderá a incluir estos ejercicios en sus rutinas diarias que formarán parte de un estilo de vida saludable.

¿QUÉ VAMOS A CONSEGUIR?
Los ejercicios terapéuticos se clasifican de acuerdo con el objetivo y el propósito de los ejercicios en muchos tipos:

• Ejercicios de rango de movimiento que apuntan a mantener y aumentar la amplitud de movimiento con técnicas de movilización de articulaciones y estiramiento de tejidos blandos.
• Todo tipo de ejercicios de rendimiento muscular para aumentar la fuerza muscular y la resistencia con ejercicios de resistencia.
• Ejercicios posturales para mejorar la postura y corregir la postura incorrecta.
• Variedad de ejercicios de equilibrio y coordinación.
• Ejercicios de relajación y respiración.
Un programa personalizado de terapia física puede ayudar a las personas a recuperar su nivel anterior de funcionamiento. Además, el ejercicio terapéutico ayuda a fomentar actividades y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a prevenir lesiones adicionales y mejorar la salud y el bienestar en general. En definitiva, en Regenera Fisioterapia, cuidamos de nuestros pacientes y hacemos que a través del ejercicio terapéutico mejoren su calidad de vida.