ESGUINCE DE DEDOS

Los esguinces de dedos corresponden a una lesión por distención o estiramiento de un ligamento. Los ligamentos son estructuras semi-elásticas, encargadas de mantener dos huesos unidos entre sí de manera estable. Esto permite el movimiento permanente de la articulación y su adecuado funcionamiento. En distintos deportes, las manos son la principal herramienta funcional. Por la misma razón, no es extraño que los esguinces de dedos sean frecuentes en deportistas.

Una característica muy importante de los ligamentos es que no son visibles en una radiografía. Es común, por lo tanto, interpretar como un esguince aquella lesión que produce hinchazón o dolor en torno a una articulación y cuya radiografía no muestra fractura.