TRATAMIENTO DEL BRUXISMO

El bruxismo es un problema psico-neuro-muscular que consiste en un hábito involuntario de apretamiento o rechinamiento de las estructuras dentales durante la noche o por el día sin ningún propósito funcional, es decir, no es un contacto dentario como los de la masticación y la deglución si no que resulta ser destructivo para las piezas dentales ya que provoca un desgaste de estas.

El bruxismo es un problema muy frecuente en la población y puede provocar cefaleas (dolor de cabeza), cervicalgia ( dolor cervical), dolor de oído, dolor en hombros y dolores agudos en los músculos y articulación de la mandíbula (ATM), hipersensibilidad dental pudiendo llegar incluso a fracturarse alguna pieza como consecuencia de ese desgaste.