LABERINTITIS AGUDA

En la mayoría de las ocasiones se desencadena por una enfermedad vírica. Puede originarse como complicación de una enfermedad vírica sistémica o en ausencia de ella. Habitualmente, se presenta con las mismas características que la neuronitis vestibular, pero añadiendo hipoacusia, que puede ser grave en el lado afectado.

Se trata de un vértigo intenso que aumenta con los movimientos de la cabeza. Cuando aparece asociado a una enfermedad vírica sistémica se presenta hipoacusia neurosensorial, que suele ser de carácter temporal. Los síntomas vestibulares suelen desaparecer en las primeras 48 o 72 horas y después persiste una sensación de inestabilidad.