PEMS – ELECTROACUPUNTURA

La punción seca es una técnica semi-invasiva que utiliza la punción con agujas de acupuntura para el tratamiento de la afección músculo-esquelética; también es conocida como electroacupuntura o PEMS. La aguja se introduce sobre el punto gatillo buscando su presión y su contracción para ‘desactivar’ el punto gatillo y que deje de liberar acetilcolina, eliminando el dolor y curando los procesos inflamatorios y contracturas del sistema muscular.
Existen tres grandes grupos: punción seca superficial, punción seca profunda y electroacupuntura (PEMS).

La electroacupuntura (PEMS) consiste en aplicar corriente eléctrica usando las agujas empleadas en la punción como electrodo, con la intención de eliminar el punto gatillo y su banda tensa. Existe un consenso en cuanto a la conveniencia de que la corriente aplicada provoque contracciones musculares, siempre que exista un período de reposo entre contracciones, es decir, evitando las contracciones tetanizantes. Esta corriente se aplica utilizando electrodos pinza que se fijan en la parte de la aguja que queda fuera de la piel.

Estas técnicas se emplean en lesiones como epicondilalgias (codo de tenista, en caso de que en la exploración se aprecien puntos gatillo problemáticos), problemas musculares (algunos dolores de espalda o de cuello), problemas tendinosos, etc. En general problemas musculoesqueléticos que cursen con molestias o limitaciones a nivel muscular, en los que la exploración revele que hay puntos gatillo dando problemas.