INFILTRACIONES

En ocasiones el dolor y la inflamación de los tejidos nos impiden tratar correctamente las afecciones por lo que es necesaria la administración intralesional de antiinflamatorios y anestésicos que permitan al paciente continuar con su vida habitual mientras tratamos el problema de base.