OSTEOPATÍA VISCERAL

La osteopatía visceral es un sistema de diagnóstico y de tratamiento que pretende favorecer el adecuado funcionamiento de los órganos y de los elementos con los que se relacionan para garantizar el equilibrio estructural del organismo. Es un conjunto de técnicas manuales que actúan sobre cualquier elemento que origine una fijación y así devolver a la víscera su correcta movilidad, vascularización e inervación.

La osteopatía visceral considera que los órganos del cuerpo se relacionan entre sí y con las estructuras vecinas como si fuesen articulaciones. Existen superficies de contacto y de deslizamiento entre ellos, llamadas serosas, que hacen una función similar a la del cartílago articular y, además, presentan medios de unión que forman un sistema de ligamentos, mesos y epiplones, como el de cualquier articulación.

La función de toda articulación es el movimiento, por tanto, para que un órgano tenga buena salud ha de tener buena movilidad ya que así se garantiza una adecuada vascularización e inervación del mismo. Si la vascularización visceral es mala hay una disminución del flujo sanguíneo arterial y una congestión del sistema venoso. Si la inervación falla se produce un espasmo visceral, las fibras musculares presentan una tensión permanente; y un reflejo nervioso alterado responsable de la aparición de dolores referidos a distancia como es el caso delestómago que puede producir dolores cervicales. Pero no solo eso, sino que las vísceras están suspendidas a estructuras óseas y pueden causar alteraciones posturales y dolores músculo-esqueléticos. Por ejemplo, el dolor lumbar durante el síndrome premenstrual suele estar ocasionado por una hipomovilidad del útero.