VENDAJE FUNCIONAL

Se conoce como ‘vendaje funcional‘ a un tipo de técnica de inmovilización parcial que se emplea en lesiones tendinosas, musculares y de ligamentos principalmente. Se dice ‘inmovilización parcial’ porque el vendaje limita la movilidad en el sentido del movimiento en que aparece dolor o podría agravarse la lesión, mientras que permite el resto de movimientos de la articulación o complejo articular. Tiene la ventaja de que evita los inconvenientes de una inmovilización completa (como pueden ser pérdida de masa muscular, riesgo de pérdida de densidad ósea -osteoporosis- en la región inmovilizada, problemas circulatorios, tromboembolismo y otros efectos indeseados). Además, permite el apoyo y la movilidad, asegurando la máxima estabilidad con una movilidad relativa.

Los vendajes funcionales pueden ser preventivos o terapéuticos. Serán preventivos en el caso de realizar el vendaje sin que exista previamente una lesión pero tratando de minimizar el riesgo de padecerla. En el caso de ser vendajes terapéuticos, son vendajes destinados a aliviar una patología concreta, minimizando el dolor y el riesgo de que esta patología se agrave, pero permitiendo que el sujeto practique su actividad deportiva con la mayor normalidad posible.