TRATAMIENTO DOLOR PÉLVICO CRÓNICO en SANTANDER

Se entiende por dolor pélvico crónico el dolor en el compartimento abdomino-pélvico que evoluciona por un periodo superior a 6 meses.

Este dolor puede estar localizado en: clítoris, ano, núcleo fibroso central (el espacio entre la vagina y el ano), recto, vejiga, abdomen, nalga, cadera, muslo, lumbar, bajo vientre, vulva, próstata, escroto, etc.

Su origen puede ser por: inflamación, adherencias (endometriosis, cicatrices tipo cesárea, episiotomía, cirugía abdominal…), mal posición del útero, origen muscular, alteración visceral digestiva, infección (cistitis recurrentes, infección vaginal), dismenorrea (dolor o problemas menstruales), congestión pélvica, afectación nerviosa o de las raíces lumbares-sacras (después de epidural, por ejemplo), alteración postural, fisura anal, etc.

*El 15 / 20 % de mujeres entre 18 y 55 años han sufrido dolor pélvico crónico durante más de un año; con un consiguiente impacto negativo sobre su calidad de vida.